Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Importancia del ejercicio físico para el control glicémico

Ago 10, 2021
Importancia del ejercicio físico para el control glicémico

La actividad física ofrece muchos beneficios al organismo a cualquier edad y se considera una excelente estrategia para mejorar la salud humana y la calidad de vida. Un estilo de vida sedentario es un factor de riesgo importante para el desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles, como la diabetes y la hipertensión arterial. 1

¿Sabías que más de la mitad de la población chilena no practica ningún ejercicio físico? Según datos de la última Encuesta Nacional de Salud, el 86,7% de los chilenos no practican deporte o realizan actividad física, ¡lo que justifica el aumento de estas enfermedades! 2,3

La práctica del ejercicio físico es fundamental en la prevención de la diabetes tipo 2 y en el tratamiento de todas las formas de diabetes mellitus (DM), mostrando beneficios como: 4

  • Control del peso corporal;
  • Disminución de la grasa corporal;
  • Reducción del riesgo cardiovascular;
  • Mayor bienestar;
  • Mayor control del índice glicémico.

¿Cómo ayuda la actividad física a controlar el índice glicémico? 5-7

Durante el ejercicio físico, se produce un aumento de la captación de glucosa en el músculo contraído, es decir, un efecto similar a la acción de la insulina sobre la captación de glucosa. Los estudios afirman que una sola sesión de ejercicio puede aumentar la sensibilidad a la insulina durante 16 horas después del ejercicio. Esto significa que la glucosa se sigue aprovechando mejor después del entrenamiento y con esto, hay una disminución en las posibilidades de hiperglicemia. Buenas noticias, ¿verdad?

¿Cuál es la recomendación para la práctica de Ejercicio físico para personas con Diabetes Mellitus? 4.8

La recomendación actual de ejercicio físico por parte de personas con diabetes implica:

  • Combinación de ejercicio aeróbico (ejemplos: caminar a paso ligero, trotar, andar en bicicleta y nadar) con ejercicio de resistencia (ejemplos: peso libre, máquinas de entrenamiento con pesas, banda elástica o usando su propio peso corporal);
  • Incremento progresivo de tiempo, frecuencia, carga e intensidad;
  • Un mínimo de 150 minutos semanales de ejercicio aeróbico, de intensidad moderada o vigorosa, sin permanecer más de dos días consecutivos sin actividad. Esto se debe a que la captación de glucosa permanece aumentada hasta por 48 horas a través de mecanismos insulinodependientes.


Ejercicios HIIT y beneficios para el control del índice glicémico 8

El entrenamiento en intervalos de alta intensidad (HIIT) es una forma de ejercicio eficaz y flexible en el tiempo para las personas que desean controlar su índice glicémico. Su recomendación es de al menos 75 minutos por semana y no debe realizarse en días 2 consecutivos.

Beneficios:

  • Mejora el peak de VO2 (volumen de oxígeno);
  • Permite un mayor control de la glucosa en sangre;
  • Disminuye el riesgo de hipoglicemia en comparación con el entrenamiento continuo.

Atención: Algunos ejercicios están contraindicados para pacientes con otras complicaciones de salud, que representan un riesgo de lesión, por ejemplo, personas con enfermedad cardiovascular.
Ejercicio físico, asociado a terapia nutricional, con especial atención a la cantidad de fibra proteína, es un aliado importante en el control del índice glicémico en el organismo. Esta asociación no solo ayuda a controlar la hiperglicemia, sino que también es esencial para prevenir otras enfermedades. Sin embargo, es muy importante que la actividad física se inicie solo después de la evaluación y recomendación de un médico de confianza o profesional de la salud, con el seguimiento de un profesional de educación física calificado, quien realizará un programa de ejercicios con frecuencia e intensidad, respetando las condiciones de salud y limitaciones de cada persona. Este profesional siempre debe estar atento a los riesgos de complicaciones, especialmente hipoglicemias. Un ejercicio bien indicado se vuelve seguro y ayuda a mantener la normoglicemia.



Referencias Bibliográficas:

  1. Muscaritoli M, et al. The "parallel pathway": a novel nutritional and metabolic approach to cancer patients. Intern Emerg Med. 2011;6(2):105-112.
  2. Laviano A, Di Lazzaro L, Koverech A. Nutrition support and clinical outcome in advanced cancer patients. Proc Nutr Soc. 2018;77(4):388-393.
  3. Muscaritoli M, Arends J, Aapro M. From guidelines to clinical practice: a roadmap for oncologists for nutrition therapy for cancer patients. Ther Adv Med Oncol. 2019;11:1758835919880084.
  4. Arends J, Bachmann P, Baracos V et.al. ESPEN guidelines on nutrition in cancer patients. Clin Nutr. 2017;36(1):11-48.
  5. Cotogni P, Pedrazzoli P, De Waele E et al. Nutritional Therapy in Cancer Patients Receiving Chemoradiotherapy: Should We Need Stronger Recommendations to Act for Improving Outcomes? J Cancer. 2019;10(18):4318-4325.
  6. Prado CM, Purcell SA, Laviano A. Nutrition interventions to treat low muscle mass in cancer. J Cachexia Sarcopenia Muscle. 2020;11(2):366-380.
  7. Bauer J et al. Evidence-Based Recommendations for Optimal Dietary Protein Intake in Older People: A Position Paper From the PROT-AGE Study Group. JAMDA,2013;4:542-559
  8. Cermak NM, Res PT, de Groot LC, Saris WH, van Loon LJ. Protein supplementation augments the adaptive response of skeletal muscle to resistance-type exercise training: a meta-analysis. Am J Clin Nutr. 2012; 96(6):1454–1464.