Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Preguntas frecuentes

 

BOOST Control es un complemento nutricional en polvo, que ha sido desarrollado especialmente para el manejo nutricional de personas que requieren restricción de azúcares.

1 porción de BOOST Control aporta 183 kcal, 11,5g de carbohidratos y 13g de proteínas.

BOOST Control 380g, rinde aproximadamente 8 porciones.

No, BOOST Control no tiene lactosa.

BOOST Control aporta 78 mg de Sodio por porción, por lo cual es bajo en Sodio. Además, contiene un 63% menos de sodio por porción respecto al principal competidor de la categoría.

BOOST Control ha sido desarrollado especialmente para el manejo nutricional de personas que requieren restricción de azúcares. Recordar utilizar bajo supervisión médica o de un profesional de la salud.

En un vaso con 180 ml de agua agrega 5 ½ cucharadas soperas (45 g) de BOOST Control. Luego mezcla bien hasta que se disuelva por completo.

Si, BOOST Control puede prepararse también con leche, aumentando así el aporte de proteínas por porción.

¡Claro! Sobre todo, a preparaciones dulces y frías. Sin embargo, se recomienda que BOOST Control se añada al final de la preparación, de modo que sus nutrientes no cambien al someterse a altas temperaturas.

La recomendación diaria de consumo es de 1 porción al día (45g). Sin embargo, si deseas consumir más de 1 porción al día, se recomienda que sea bajo supervisión médica o de un profesional de la salud.

BOOST Control es un complemento nutricional y no un alimento completo, por lo que puede ser utilizado como colación, por ejemplo. De todas maneras, puedes consultarlo con un profesional de la salud.

Las fuentes de proteína de BOOST Control son caseinato de calcio y proteína de suero de leche.

El aumento de la ingesta de proteínas no aumenta la glucosa plasmática, pero aumenta la respuesta de la insulina y da como resultado una reducción significativa de la hemoglobina glucosilada (HbA1C).

Son carbohidratos complejos digeridos más lentamente por nuestro cuerpo, evitando así alzas pronunciadas de azúcar en la sangre.

Este beneficio se debe principalmente a la ingestión de fibras solubles, que además de contribuir a la saciedad y el control de peso, se relacionan a la reducción del índice glicémico, debido a sus propiedades de viscosidad y formación de geles. Estos dificultan o retrasan la absorción de carbohidratos de la dieta y pueden reducir la respuesta glicémica postprandial.

Ningún alimento por si solo engorda si es consumido dentro del marco de una alimentación variada y equilibrada. BOOST Control está diseñado como complemento de la alimentación de personas que requieren restricción de azúcares. BOOST Control aporta 180 kcal por porción (45 g de polvo + 180 ml de agua).

Mantener a temperatura ambiente, en un lugar fresco y seco. Una vez abierta la lata recomendamos su uso en 30 días. Después de preparar el producto, consumir inmediatamente.

¿Tienes Dudas?